Loading...

¿Cuáles son mis derechos?

Los consumidores y usuarios de bienes y servicios gozan, en el ejercicio de sus relaciones de consumo, de los siguientes derechos:

Libertad de elección

Dicho derecho consiste en la posibilidad que tiene el consumidor de elegir entre diferentes productos aquel que más le convenga. Para ello, resulta necesario que exista una libre competencia entre proveedores que permita una oferta variada y una aceptación expresa por parte del consumidor en la adquisición de un bien o servicio.

Derecho a la educación para el consumo

La Constitución Nacional impone a las autoridades la obligación de proveer a la educación para el consumo (artículo 42) y la ley de defensa del consumidor, en sus artículos 60 y 61, impone la formulación de planes generales de educación para el consumo en la enseñanza primaria y media, para orientar a los consumidores desde edad temprana, en pos de su participación en el mercado, comprensión de la información, prevención de riesgos, etcétera. En la Ley Provincial 5547 su arttículo 50 promueve una adecuada educación al consumidor y usuario.

Derecho a la salud

Además del reconocimiento del derecho a la protección de la salud y seguridad en la Constitución Nacional en su artículo 42, la ley argentina de defensa del consumidor consagra expresamente el deber de seguridad, para la tutela de la salud del consumidor. El artículo 5º de la Ley 24240 y el artículo 8° de la Ley 5547 establecen que los bienes y servicios deben ser provistos al consumidor de modo que en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para su salud o integridad física.
El derecho a la salud y seguridad pretende garantizar que todo producto o servicio, esté libre de riesgos para la seguridad, la salud o la vida del consumidor, con efectos inmediatos o al largo plazo y además, no signifique un daño al medio ambiente.

Derecho a la información

El derecho del consumidor a recibir una información adecuada, que le permita realizar elecciones bien fundadas, ha sido explícitamente consagrado a nivel universal, por las directrices sobre protección del consumidor aprobadas en 1985 por las Naciones Unidas (artículo 3, inciso c).
Además del reconocimiento constitucional del derecho del consumidor a una información adecuada y veraz (artículo 42 Ley Nacional y art. 40 Ley Provincial 5547), la ley argentina impone a los empresarios el deber de suministrar a los consumidores, en forma cierta y objetiva, información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los productos o servicios (artículo 4).

Derecho a la protección de los intereses económicos

Se encuentra reconocido por el artículo 42 de la Constitución Nacional Argentina. En materia de calidad en la prestación de servicios, la ley nacional 24.240, en tutela de los intereses económicos de los consumidores, regula específicamente los deberes de los empresarios, en etapa de ejecución de los contratos (arts. 19 a 24), y en particular, de servicios públicos domiciliarios. Con ese objetivo se incorporan normas de tutela del usuario, en orden al modo de prestación de los servicios, información, reciprocidad en el trato, seguridad, medición, facturación, reclamos e interrupción de la prestación (arts. 25 a 31 en ley 24240 y en Ley Provincial n° 5547 capítulo III artículos 11 a 19). Y la Constitución Nacional impone a las autoridades, garantizar específicamente, la calidad y eficiencia de los servicios públicos (art. 42).

Derecho a la organización

La ley argentina de defensa del consumidor regula la conformación funciones y legitimación de las asociaciones de consumidores (arts. 55 a 58 en Ley 24240 y en art. 45 y 46 de Ley Provincial 5547). El art. 60 impone al Estado, el fomento a la creación y funcionamiento de las asociaciones de consumidores y la participación de la comunidad en ellas y el art. 62 prevé el otorgamiento de contribuciones financieras a aquéllas para el cumplimiento de sus objetivos.

Derecho a la participación

La ley argentina avanza más aún sobre el particular, pues impone al Estado el fomento, no sólo del funcionamiento de asociaciones de consumidores, sino específicamente, de la participación de la comunidad en ellas. Véase art. 47 de la Ley Provincial 5547 y art. 60 de la Ley Nacional.
Y la Constitución Nacional establece que se debe prever la necesaria participación de las asociaciones de consumidores y usuarios, en los organismos de control de los servicios públicos (art. 42).

Derecho de acceso a la justicia

La ley argentina de defensa del consumidor, establece un sistema de solución de conflictos administrativo y judicial. Procedimientos administrativos específicos para la solución de conflictos, con fuerte presencia de una instancia conciliatoria previa y la atribución de la autoridad competente, para aplicar sanciones en caso de infracción y para remitir las actuaciones al juez competente si del sumario surgiese la eventual comisión de un delito (arts. 45 a 51).
Acceso del consumidor a la Justicia, para la sustanciación de las cuestiones del derecho común (nulidades, interpretaciones judiciales, rescisiones, cumplimiento de contratos, reparaciones, prevención de daños, etc.).
El derecho de acceso a la Justicia aparece fortalecido por la reforma de la Constitución Nacional, especialmente por las características preventivas y colectivas del sistema de tutela. El art. 42 dispone que la legislación establecerá procedimientos eficaces para la prevención y solución de conflictos. Y el art. 43, otorga acción de amparo contra lesiones o amenazas a los derechos de consumidores y usuarios y en general, de incidencia colectiva, legitimando al afectado, al Defensor del Pueblo y a las asociaciones.
También el arbitraje en materia de consumo, como mecanismo alternativo de solución de conflictos, es previsto por el art. 59 de la ley, que insta a la autoridad de aplicación a promover la organización de tribunales arbitrales, que actuarán según el caso, como amigables componedores o como árbitros de Derecho.
En la Ley Provincial 5547, en su capítulo VI, en los artículos 48 a 50 nos habla de la autoridad de aplicación y sus funciones en nuestra Provincia.