Loading...

Denuncias

¿Cómo denunciar?

La Dirección de Defensa del Consumidor, en su calidad de órgano de aplicación de la ley nacional y provincial de Defensa del Consumidor, puede recibir denuncias de particulares que, en el ejercicio de una relación de consumo, hubieren sufrido algún tipo de violación a sus derechos.

Personalmente.

La denuncia se puede realizar de manera personal, a través de la presentación de una nota o mediante formulario de denuncia que se completa en la misma Dirección. En la queja formal, el o la denunciante deberá aportar sus datos personales (nombre completo, DNI, domicilio, teléfono, correo electrónico), y detallar claramente los hechos denunciados; asimismo, tendrá que brindar datos del proveedor o parte denunciada, tales como nombre y/o razón social, DNI y/o CUIT, domicilio; e indicar, finalmente, su pretensión puntual, es decir, de qué manera vería resuelta su denuncia.
Los denunciantes deberán, además, acompañar toda la prueba documental que se posea, tanto en original como así también en copia, presentar tantas copias como denunciados haya. Así, si la denuncia involucra a una sola persona o empresa, se deberá presentar dos (2) copias de cada original, y tres (3) de la denuncia escrita, ya que una de esas notas quedará en poder del denunciante con el sello de recepción que evidencia el trámite iniciado.

Considere, por favor, que la tramitación no es inmediata y que, tanto las denuncias realizadas, conllevan su tiempo de gestión y notificación a la/s parte/s.

FORMULARIO DE DENUNCIAS.

Al abrir el documento del formulario usted encontrará un modelo para completar e imprimir y luego presentar en sede central de la Dirección de Defensa del consumidor (Pedro Molina 161, ciudad), con tantas copias como empresas o entidades denunciadas surjan de la denuncia, más una copia para el expediente formal.

Formulario para completar Documento
Formulario de Denuncias (.pdf)

Aclaración: este formulario de denuncias se utiliza solo para aquellas denuncias que vayan a presentarse en sede central. Para el caso de quienes requieran presentar su denuncia en una oficina municipal de Defensa del consumidor, deberán consultar listado de oficinas en funcionamiento (http://consumidores.mendoza.gov.ar/listado-de-oficinas-municipales-defensa-del-consumidor/), y acercarse a la que corresponda con el domicilio del consumidor, por cuanto algunas de estas cuentan con formularios propios similares al que acá hemos incorporado para orientación.

Una vez que presento la denuncia, ¿cómo sigue el proceso?

Recibida la denuncia y evaluada la admisibilidad de la misma, la Dirección podrá convocar a las partes a una instancia de conciliación con el fin de dar una solución amistosa y rápida a la denuncia interpuesta.
En caso de llegar a un acuerdo y luego de haberse cumplido éste, la Dirección homologará el mismo y dispondrá el archivo de las actuaciones.
En caso de no arribar a un acuerdo o ante incumplimiento del mismo, la Dirección dará inicio a la etapa sumarial, indicándole al consumidor del avance de la denuncia sólo en caso de que esto sea necesario.
En esta etapa, la Dirección establecerá si ha existido en los hechos denunciados efectiva violación a las leyes de Defensa del Consumidor, teniendo en cuenta las pruebas acompañadas u ofrecidas, y pudiendo ordenar la producción de otras pruebas ante lo cual se solicitará colaboración de las partes frente a controversias.
En una primera instancia, la Dirección podrá infraccionar a la denunciada por presuntas violaciones a la norma. En tal caso se le otorgará al denunciado el debido derecho de defensa por 5 días hábiles. Una vez analizadas las pruebas acompañadas y los dichos de cada una de las partes, y de así corresponder, la Dirección impondrá las sanciones previstas en la ley nacional o provincial (multa, apercibimiento, decomiso, clausura, etc.), mediante resolución.
En caso de imponerse sanción al denunciado, éste tendrá derecho a interponer los recursos administrativos de la ley provincial Nº 3909, contra dicha resolución.

¿En qué momentos estamos protegidos?

La relación de consumo comienza desde el momento en que el consumidor toma conocimiento, información, contratación, adquisición de un producto o un servicio, y su protección incluye todas las etapas de la actuación en el mercado del proveedor y los demás intervinientes (productor, importador, etc.).
Por consiguiente, el derecho asiste al consumidor tanto en la etapa pre-contractual (desde que el consumidor toma conocimiento del producto o servicio: por ejemplo, cuando lo ve en una vidriera o cuando recibe una publicidad determinada) como en la etapa contractual (cuando el consumidor contrata efectivamente, en modo implícito o explícito, la adquisición de un bien o la prestación de un servicio) e inclusive en la instancia post contractual (por ejemplo, en aquellos casos en los cuales se pretende el cobro de cargos luego de la baja de un servicio).

¿Quiénes están obligados a cumplir la ley?

Quienes realicen actividades de producción, montaje, construcción, importación, concesión de marca, distribución y comercialización de bienes o servicios.
Resulta importante advertir que quedan exceptuados del alcance de las leyes de defensa del consumidor los/as profesionales universitarios que requieren matrículas para el ejercicio de su profesión (tales como los/as abogados, médicos, arquitectos, entre otros).
En el caso de los contratos de transporte aéreo, el organismo encargado es ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil). Sólo en el caso de que el derecho vulnerado no se encuentre contemplado en el Código Aeronáutico y/o Convenciones internacionales aeronáuticas, será aplicable la ley nacional de Defensa del consumidor y la Dirección de Defensa del Consumidor será el organismo competente. Esto, según art. 63 de la ley Nº24240.

¿Quiénes pueden denunciar?

Toda persona física (individuos) o jurídica (asociaciones civiles, sociedades de fomento, clubes, consorcios, etc.) que adquiere o utiliza bienes o servicios en forma gratuita u onerosa como destinatario final, en beneficio propio o de su grupo familiar o social.
También aquellos consumidores o usuarios a quienes, sin ser parte de una relación de consumo, y como consecuencia o en ocasión de ella adquieren o utilizan bienes o servicios como destinatario final, en beneficio propio o de su grupo familiar o social (por ejemplo, quien recibe un regalo que no funciona adecuadamente).
No es necesario contar con patrocinio letrado (abogado). El trámite es gratuito.